Una carrera de largo aliento, eso es fidelizar. Llegar a la meta luego de recorrer un camino lleno de obstáculos y de importantes competidores. Pero ¿por qué es tan importante para los medios de comunicación embarcarse en este desafío? Simple, al lograr aumentar su número de lectores, suscriptores y anunciantes también aumenta la posibilidad de incrementar la monetización, y por ende sustentar la estructura empresarial y el negocio periodístico.

El marketing define la fidelización como un “fenómeno por el que un público determinado permanece fiel a la compra de un producto concreto de una marca concreta”; lo que para las compañías editoras es igual a crear relaciones sólidas y duraderas con la audiencia. Para un usuario fiel ningún otro periódico tendrá una mejor historia, o un mejor periodista. Su marca predilecta le ofrece confianza, credibilidad y conocimiento, unos valores que, en medio de la vorágine de las “noticias falsas”, son un poderoso atractivo para la audiencia.

La marca, lo más importante

El llamado “tsunami digital” ha dejado a su paso numerosas tendencias, ideas e iniciativas que promete hacer rentable la transformación tecnológica. Sin embargo, la realidad del negocio periodístico ha puesto en evidencia algo que, a veces, se ha perdido de vista: Las oportunidades de monetización y fidelización no están precisamente en la tecnología, sino en una vuelta renovada a los cimientos de la marca; reinventándola y readaptándola a los nuevos tiempos, pero manteniendo su esencia y el valor necesario para ser referencia imprescindible en la vida diaria de los lectores.

Como en toda carrera de largo aliento, la maratón se empieza a ganar con el primer paso; y en el caso de la fidelización, ganar la confianza de los lectores y anunciantes requiere diseñar una estrategia multiplataforma dirigida a abarcar todas las perspectivas a considerar con los nuevos procesos de fidelización: Marketing, comercial, redacción, Smartdata, E-commerce, recursos humanos, redes sociales, entre otras áreas. Fidelizar, es una misión colectiva.

Escuchar a la audiencia es la base de la estrategia y saber esto permitirá al medio atraerla, entretenerla y retenerla. Conocer sus gustos, necesidades e intereses es el principio de una conexión emocional fundamentada en entregar información de calidad, valor añadido en los contenidos y una experiencia de usuario única. De esta forma la fidelización es como una brújula que va orientando la estrategia hacía los puntos cardinales de la compañía: Fortalecer la credibilidad, hacer análisis inteligente de las métricas, pensar en los intervinientes de la publicidad y fortalecer la gestión de circulación y suscripciones para conseguir lectores satisfechos.

Las claves del negocio

¿Qué hacer ante un usuario disperso y poco fiel que dirige su atención a múltiples alternativas? Los medios de comunicación necesitan desentrañar las claves adecuadas a la realidad de su negocio, como expone Néstor Altuve, Consultor de Medios Digitales: “Los medios que no tienen suficientes recursos deben entender que aunque poco, algo debe hacerse respecto a las innovaciones. Hacerlo de manera incremental, en cuanto a propuesta de valor e inversión, es una excelente fórmula pero sólo después de analizar estratégicamente a su audiencia y hacia a donde se quiere ir”. La fidelización es un proceso por etapas que requiere de conocimiento y foco de atención en el cumplimiento de los objetivos. El valor añadido que cada medio ofrezca no siempre viene de la mano de la inmediatez o los mejores planes para anunciantes o suscriptores; el valor reside en algo más, algo que conecte a los lectores con las marca, que los haga sentir considerados e imprescindibles para los medios de comunicación. Acompáñenos a descubrir las dudas en torno a la fidelización, la clave del Negocio Periodístico.